Minha foto
Advogado com atuação exclusiva na área de direito médico e da saúde. Especialista em Responsabilidade Civil na Área da Saúde pela FGV-SP. Pós-graduado em Direito Médico e da Saúde. Coordenador do curso de Pós-graduação em Direito Médico da Escola Paulista de Direito (EPD). Presidente da Comissão de Direito Odontológico e da Saúde da OAB-Santana/SP. Docente convidado dos cursos de Especialização em Odontologia Legal da FORP-USP (Ribeirão Preto/SP), da ABO-GO (Goiânia), da ABO-RS (Porto Alegre) e da FO-USP (São Paulo/SP). Docente convidado da FUNDECTO no curso de Perícias e Assessorias Técnicas em Odontologia. Docente convidado do curso de Bioética e Biodireito do HCor. Docente convidado de cursos de Gestão da Qualidade em Serviços de Saúde (Einstein, Inspirar e UNISA). Especialista em Seguro de Responsabilidade Civil Profissional para Médico, Cirurgião-dentista, Hospital e Laboratório. Autor da obra: "COMENTÁRIOS AO CÓDIGO DE ÉTICA MÉDICA - Resolução CFM nº 1.931/2009". Mestrando em Odontologia Legal e Deontologia pela UNICAMP (FOP).

quinta-feira, 17 de novembro de 2016

Médico niega acusaciones

CIUDAD DEL ESTE. El doctor brasileño Décio Basso, dueño en nuestro país de una clínica para tratamientos con células madres, pero sin registro médico, se puso a disposición de la Fiscalía, ocasión en que negó las acusaciones en su contra.

Basso dijo que la condena que recibió en Brasil, fue una aberración jurídica y producto de una persecución, misma razón, según él, de la denuncia hecha por la red Globo, que lo acusó de ofrecer curas que no puede realizar para males como ELA o cáncer. En compañía de sus abogadas Ana Brum y María Dionicia Martínez de Seidom, Décio Basso dio una conferencia de prensa en su clínica, “GeroBasso”, ubicada en la zona comercial del Paraná Country Club.

Sus abogadas explicaron que este miércoles, por la mañana, él se puso a disposición del Ministerio Público por si quieran investigarlo y prestó declaración testifical ante el fiscal Enrique Gómez, declarándose víctima de calumnia e injuria por parte del programa Fantástico, de la red de televisión brasileña Globo. Afirmaron que analizan presentar un proceso judicial contra el medio.

Tanto Basso como sus abogadas exhibieron documentos que avalan que el médico tiene registro aprobado para ejercer la medicina por parte del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social (MSP) desde el año 2011, aunque vence en diciembre de este año, pero piensa renovarla. También exhibieron documentos que hacen a la habilitación de la clínica, por parte de la misma Cartera de Estado, del año 2012.

Igualmente mostraron copias de algunos certificados de participación en cursos de especialización, principalmente en geriatría, uno certificado de la Universidad de Harvard donde consta que realizó una especialización en geriatría de 38 horas y certificados de participación, como conferencista, de la Sociedad Latinoamericana de Células Madre, de la cual Basso dijo ser parte.

El reportaje de la red Globo respecto a Basso señalaba que él estuvo condenado a 22 años de prisión, luego que se confirmara su participación, como autor intelectual, en el secuestro de la hija de uno de los miembros del Consejo Regional de Medicina, en el año 2001. A raíz de este proceso, le fue cazada su matrícula y él no puede ejercer la medicina en su país. En el 2008, luego de 7 años de cárcel, Basso salió en libertad y en el 2011 instaló la clínica en nuestro país.

Décio Basso confirmó hacer sido procesado y condenado en Brasil, pero afirmó que se trató de una aberración jurídica, se declaró inocente y aseveró que se trató de una trampa que le pusieron en el marco de una persecución. De persecución también calificó las publicaciones de la Globo y consideró que se debe a que en Brasil, las investigaciones para tratamientos con células madre, “se están haciendo, pero están muy atrasados”.

Basso dijo que trata enfermedades degenerativas en su consultorio, con células madres, y que Paraguay es el país más avanzado en Sudamérica en la aplicación de este tratamiento. Afirmó que él no diagnostica a sus pacientes, sino que estos ya llegan con un diagnóstico previo, y que no promete curas, sino mejorar la calidad de vida. La conferencia de prensa se dio en presencia de algunos pacientes del médico, quienes aseguraban haber mejorado notoriamente.

Las células madre son toda una promesa dentro de la medicina. Se cree que con ellas podrían tratarse enfermedades crónicas graves y sin cura hasta el momento; sin embargo, los investigadores todavía están experimentando con estas células, también llamadas troncales.

CURAS MÁGICAS

Según el programa Fantástico de la Globo, en la edición del domingo pasado, la clínica GeroBasso está dirigida principalmente a brasileños, que pagan fortunas por los tratamientos con células madre que supuestamente él les brinda. La gente, ante enfermedades graves como la esclerosis lateral amiotrófica (ELA), cáncer, alzheimer y otras acuden al doctor Basso, acorde la publicación.

La producción del programa hizo una cita con el médico y presentó los papeles de una persona realmente enferma de ELA para pedir una evaluación del médico y un presupuesto. Al salir de la consulta, el costo aproximado que les indicó la secretaria del doctor fue de US$ 27.000.

“Lo que estas clínicas hacen a las familias de los pacientes es algo cobarde, cruel. Lo que nos preocupa es que la gente se endeuda, presta dinero, vende el auto para pagar por un engaño”, dijo la doctora Lygia Da Veiga Pereira, profesora titular de la cátedra de Genética en la Universidad de Sao Paulo a Fantástico.

La actriz brasileña Inés Galvao, viuda del exjugador de fútbol Luís Carlos Tóffoli más conocido como “O Gaúcho”, acusó al doctor de la muerte de su marido. “Fue él quien mató a mi marido y digo que fue él quien mató a mi marido, lo digo con toda la fuerza de mi corazón que si Gaúcho no se hubiera sometido a ese tratamiento, él estaría vivo”, dijo la actriz. Tóffoli había sido diagnosticado con cáncer de próstata en 2008 y seguía un tratamiento convencional cuando en 2013 se enteró del tratamiento con las células madre.

Fonte: www.abc.com.py